Tradición: La Progenie

Muchos príncipes insisten en ser el “Antiguo” mencionado por esta Tradición, requiriendo que cualquier vampiro que desee crear un chiquillo les pida permiso antes. La mayoría obedece más por miedo que por respeto; después de todom, la no-vida de un chiquillo está en juego. Si éste ha sido creado sin autorización el príncipe puede reclamarlo para su progenie, expulsar de la ciudad al sire y a su bastardo o ejecutarlos directamente. A discreción del príncipe, los chiquillos creados y abandonados sin haber recibido instrucción pueden ser “adoptados” por otros vampiros, que asumirán la responsabilidad sobre ellos como si fueran sus sires. La Camarilla reconoce el derecho del príncipe a restringir la creación, por miedo a la superpoblación. De hecho, la secta está tan preocupada por el tema que, en un reciente cónclave, sus líderes resucitaron la institución del azote. Los azotes patrullan los dominios del príncipe, expulsando o destruyendo a los vampiros creados sin permiso.

En el Viejo Mundo, esta Tradición tiene diversos corolarios. Antes de crear progenie hay que consultar al propio sire, así como al príncipe en cuyo dominio se tiene el refugio. Los Vástagos europeos se distinguen por su completa intolerancia ante las infracciones de esta Tradición. No tener el permiso de alguno de estos Vástagos puede ocasionar la ejecución inmediata del chiquillo, y posiblemente también la del sire. La falta de respeto y consideración puede ser apropiada para la chusma americana, pero desde luego no encaja en el Viejo Mundo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: