Concepto: Vástago

Los vampiros han sido temidos durante mucho tiempo como rapaces monstruos de la noche: terribles formas negras que brotan de la oscuridad para robar a los niños de sus cunas y recrearse con la sangre de los inocentes. Son también criaturas de letal belleza, inmensa pasión y sensualidad depredadora.

Cada vampiro es único y tiene fascinantes historias que contar, pero el rasgo más importante que comparten todos es su condenación. Lo más importante que comparten todos es su condenación. Más importante que cualquier linaje, clan, secta o causa es el hecho de que todos ellos son depredadores no-muertos. La lealtad y el deber quedan en segundo plano ante el ansia. Los vampiros son parásitos, sin excepción, malditos por el destino de tener que alimentarse de su especie originaria.

Los Vástagos son monstruos. ¿Cómo sienta dejar a un niño muerto y desangrado en un contenedor? ¿Manipular a los mortales como peones en un tablero de ajedrez? ¿Sospechar que los Antiguos te usan como arma contra sus enemigos? ¿Sucumbir a los impulsos de la Bestia y hacer trizas a víctimas inocentes?

En respuesta a este entorno los vampiros han evolucionado hasta desarrollar una compleja sociedad que existe fuera del alcance de los mortales que les rodean. Edad, clan, secta, sire, poder, influencia y muchos otros aspectos de la no-vida hacen de los Vástagos lo que son. Parte del ser de cualquier vampiro es su pertenencia a diversas castas que adornan la sociedad vampírica. Al crear y seguir divisiones entre ellos, no importa lo artificiales que sean, los Vástagos intentan escapar de la bestia que se oculta en su interior. Los vampiros no se ocultan solo de los mortales, sino también de sí mismos, pretendiendo no ser los horrores en los que se han convertido.

Una forma que tienen los Vástagos de distinguirse entre sí es mediante la combinación de edad y generación (una medida de lo alejados que están de su progenitor vampírico, Caín). Los jóvenes vampiros deben demostrar su valía ante sus mayores para conseguir una cierta posición, y la sociedad de la Estirpe suele ser tan estática y embrutecedora como los mismo Condenados. No obstante, hay un cierto grado de movilidad, pues los vampiros más viejos buscan siempre recursos y Aliados contra sus rivales en la Yihad.

La mayor posición es la que ostentan los Antediluvianos, vampiros de la Tercera Generación. Muchos vampiros creen que estos seres son legendarios: desde luego, ninguno ha sido visto de forma verificable en las noches modernas. El nivel más bajo es el de los neonatos y los Caitiff sin clan.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: