Atributo: Apariencia

0000121

“Bien, Harrick, veamos a quién han elegido Toreador para discutir este asunto, ¿de acuerdo?” Jervis Graves sacó un habano del cajón de su escritorio y encendió una cerilla, apartándose instintivamente de la diminuta llama. “¡Que pase!”, dijo a su ayudante mientras las cenizas ardían en la punta del cigarro.

El puro cayó al mismo tiempo que la mandíbula de Jervis. En el despacho entró la mujer más horrenda que había visto jamás… y había tratado con muchos Nosferatu.

“Sangre de Caín, criatura, esa cara podría hacerme entrar en letargo”.

“Sí, señor.”, respondió calmadamente la vampira. “He venido para tratar el asunto de…”

“No, no, ni hablar”, le cortó Graves. “Dile a esos ‘artistas’ que si quieren hacer negocios con Jervis Graves tienen que enviarme a alguien que parezca humano”.

El Atributo Apariencia es una medida del atractivo del personaje. Sin embargo, más que el simple aspecto físico es la suma de la gracia, la belleza y ese je ne sais quoi imposible de definir que hace a algunas personas deseables.

La Apariencia es más y menos que palabras: apela a los niveles inferiores de la psique, de modo que afecta a las primeras impresiones y a la naturaleza de los recuerdos posteriores. Por muy abierta que sea una persona, por mucha vehemencia que emplee al asegurar que “su personalidad es más importante que su aspecto”, siempre se piensa en los demás según su Apariencia.

Este Rasgo sirve para algo más que conseguir que recipientes potenciales te sigan por la pista de baile. En situaciones en las que la primera impresión es importante, o que estén relacionadas con gente que valora el aspecto físico, un personaje podría ver sus reservas de dados Sociales limitada a su puntuación de Apariencia. Por tanto, es importante tener el mejor aspecto posible antes de empezar a pedir ayuda para incendiar el refugio del Justicar.

(*    ) Malo: más feo que pegar a un padre.

(**   ) Normal: no resaltas, para bien o para mal.

(***  ) Bueno: los extraños te pagan bebidas en los bares.

(**** ) Excepcional: eres lo suficientemente atractivo como para ser modelo; la gente hace todo tipo de cosas por ti.

(*****) Sobresaliente: los demás reaccionan ante ti con unos terribles celos o con una admiración beatífica.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: